Entrevista a Nastassja Bamba/ Artistas jóvenes

Nastassja ha estado involucrada con el arte desde muy pequeña, participó en talleres de arte y siempre visitando museos de su natal Ciudad de México; su primer acercamiento al arte está relacionado con una crayola según sus recuerdos, pero el más importante fue el descubrimiento de la escuela conocida como la Esmeralda, ubicada en aquel entonces en el callejón del mismo nombre en la colonia Guerrero. Visitó la escuela con sus abuelos y desde ese momento se propuso estudiar ahí. 

La producción de Nastassja Bamba comenzó desde niña, “mis dibujos, horribles pero padres, los considero una pieza muy preciada, mi mamá y mi abuela los guardaron; hice muchos dibujos, incluso hacía dibujos para la lista del súper y todavía existen. Me sorprenden porque se te olvidan muchas cosas de la infancia y cuando los veo pienso ¡wow, eso hacía yo! De hecho tengo un proyecto en mente en el que quisiera usar esos dibujos”

Al terminar la preparatoria e influenciada por el ejemplo de su mamá quien trabajaba en una agencia de publicidad, inicia sus estudios en la carrera de diseño en la EDINBA, pero no resultó ser lo que ella imaginó y con el apoyo de su familia decide abandonarla para ceder ante su atracción por el arte, por lo que entra a la Esmeralda a la carrera de Artes Plásticas y Visuales, terminándola en el verano el 2014.

Realiza su servicio social en Fundación Inba y no desaprovecha la oportunidad para aplicar a una beca e irse a Francia. Posteriormente aplica a su primera residencia en China y viaja a Tailandia; a sus 26 años regresa a descargar las vivencias adquiridas en sus dibujos, pinturas y principalmente collage, en donde sus temáticas se relacionan con personajes fantásticos y reales, salidos de sus viajes.

La producción de Nastassja Bamba inició influenciada por el trabajo de artistas norteamericanos como Andy Warhol y Henry Darger, sin embargo sus favoritos son los street artists, porque en sus palabras “no son de la academia.”

Lo que más le gusta de su trabajo es la intervención, el diálogo que se genera entre el espectador y la obra, el collage; esta combinación de recortes salidos de basureros, de revistas abandonadas y librerías viejas, crean historias visuales y relacionadas con viajes, a través de personajes y escenarios nuevos. “Mi estilo es como de juego, como de diversión, como de ser niño otra vez. A pesar de que tuve mi época emo y quería plasmarlo todo, no era con propósitos de mostrar mi nostalgia o depresión, sino era nada más jugar con los elementos, es diversión.”

Además del collage a Nastassja Bamaba le gustan los medios gráficos como la serigrafía, el transfer, el diseño textil y su fusión con el collage. El diseño de modas le atrae tanto, que si no fuera artista sería modelo o haría algo relacionado con la moda. También tiene intensión de extender sus dimensiones, superando el formato comúnmente establecido que permite los recortes. Se encuentra proyectando a gran escala, debido a su gusto particular en el street art y a la interacción que se genera entre el espacio y la gente desde la calle.

¿Cómo hacer collage?

“Es todo un proceso; primero buscar o a veces no es buscar, sino que las cosas llegan a ti, pero si soy como homeless, me gustan los botes de basura en las esquinas, veo que algo está tirado y lo recojo, voy a librerías viejas, a donde venden revistas, busco recortes anteriores que no me sirvieron, hago una búsqueda en todos lados. Después veo que me sirve, hago una selección, es como investigar en una biblioteca. Posteriormente hago una composición mental y a partir de ahí a recortar y después de recortar veo que queda con qué… es como un rompecabezas muy largo. Al final decido el tamaño y el soporte porque ya la composición está hecha, aunque siempre cambia en el momento, que eso también me gusta, no es como lo planeas, no soy de premaqueta o boceto, no, voy cambiaban los elementos, el color, el formato. Yo creo que soy muy perfeccionista, hasta que no la vea perfecta según mis estándares no está terminada”.

Bamba trabaja para sí, su corto historial la ha convencido en no intentar forzar un discurso, su trabajo tiene que ser completamente personal y quizás exista alguien que se identificará con su obra, así como ella se identifica con la obra de Loise Deboise y Darger.

Para ella el término de arte se volvió confuso después de estudiar en la Esmeralda pues ella consideraba que sabía lo que era el arte; sin embargo, agradece a su escuela el haber salido confundida, pues asegura no estar en una zona de confort, sino que trata de cuestionarse todo después de haber obtenido esa formación. “Algo forzado se nota, la academia te dice que tienes que intentar, tienes que hacerlo, pero ya cuando te insisten demasiado ya dices, bueno creo que si tengo que explorar más allá, y sabes, no estoy cerrara a eso pero el resultado físicamente no me gustó, dije esto no soy yo y a la hora de tratar de explicar mi trabajo, no sabes cuántas veces me trabé, no sabes cuántas veces me contradecía y cuántas veces nadie entendía lo que estaba haciendo, no va por ahí, entonces dije no es obligatorio, por ahorita no, se va a dar o no se va dar, pero por ahora no”.

Creo que hoy en día el término de artista está sobrevaluado, pero creo que es alguien creativo, es alguien que tiene la capacidad de crear lo que se le de la gana… me gusta decir que soy creativa.

Siento que voy a ser exitosa como yo quiero ser, sí voy a seguir siendo artistas, sí voy a tener mas trayectoria, pero no voy a cambiar, no quiero ser una gran artista, no soy tan aprehensiva como otros, que son amigos míos y que se mueven por donde sea con tal de ser el siguiente Gabriel Orozco. ¡No!, lo mío es algo más relajado, yo voy a tener mi huertito y voy a plantar mi comida y mañana tengo mi inauguración, pero al día siguiente tengo que hacer cosas con mi familia, o sea sencillo, una vida normal, tranquila, aun que no en México pues México es como una madre: te crió, creciste, pero en algún momento la tienes que dejar ir”.

¿Qué sigue para Nastassja Bamba?

Viajar y aprender, siempre aprender, por eso me gusta viajar, para explorar, absorber, regresar y hacer cosas relacionadas con los viajes.

Obra de Nastassja Bamba en Arte Posible

Respecto a “Wanderlust”, serie que se encuentra en la página de Arte Posible dice: “yo estaba en la búsqueda del hogar, no el hogar como un espacio físico, sino que en ese entonces no sabía quien era y necesitaba llegar a la raíz, mi hogar y esta serie es la búsqueda de eso. Para mi significa mucho porque es muy personal, es la falta de identidad y la búsqueda en la que estaba, en trabajos anteriores no había sido tan personal como lo fui en esta serie y es muy importante, marca un nuevo capítulo de mi vida, es como un diario visual”.


Adriana López
Adriana López

Autor



Dejar un comentario