Entrevista con Alex García Lazard/ Artistas con experiencia

Alex García Lazard anda siempre en algo. Su corta edad engaña, dado que su trayectoria no es corta en absoluto. Nacido en el Distrito Federal en el año 1986, cuenta ya con 10 años de experiencia en el mundo del arte, y su dinamismo y ansia creativa pronostican que no va a parar. A Alex le gusta viajar y buscar motivos para seguir pintando y explorando sus emociones más primarias, acto impulsado por sus padres psicólogos que siempre le apoyaron.   Su travesía más importante fue la de comenzar en el mundo del arte. Cuando con 18 años se fue a estudiar a un internado en Canadá, se internó además en sí mismo y comenzó a pintar gracias a un ejercicio de autodescubrimiento, lo que él mismo describe que era una “necesidad”. Así cumplió con lo que considera que un artista debería hacer: romper con los patrones sociales establecidos y hablar de sus emociones, sobre todo, en una sociedad tan hermética como la del país de Norteamérica.

Lazard tiene una formación en el mundo de las Bellas Artes también itinerante. Después de Canadá, estudió en la Universidad de Barcelona (España), en el Instituto Allende en San Miguel de Allende (Guanajuato) y en la Angel Academy of Classic Art en Florencia (Italia). Ha formado parte de remarcables exposiciones colectivas e individuales. Dentro de las colectivas sobresale “10 años de arte vivo”, la cual tuvo lugar en el MAM, el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México. De las individuales, nombra como especialmente importantes, la que realizó en solitario en Casa Barragán en el 2013 o la que acogió el espacio “El Nigromante”, en San Miguel de Allende, en el 2015. De su paso por España resalta la obra de su autoría que posee la Embajada de México en Madrid como parte de su acervo.

El arte de García Lazard está formalmente influenciado por sus ídolos, entre los que se encuentran Picasso, Basquiat o Aceves Navarro. Las formas libres, los trazos irregulares e ingenuos propios un art brut pensado y practicado con frecuencia, marcan su producción. Alex se inscribe dentro de un expresionismo tardío y dentro del estilo mismo, busca la ruptura. Se deja llevar y afirma que un canal se abre a la hora de crear, dejándole a él como un mero vehículo conductor de las sensaciones que plasma en los cuadros. 

Tener presente la relación del artista con la artesanía es un elemento clave a la hora de abordar el arte de Alex. Los talleres artesanales están en la base de su formación y de su gusto, además, su estancia en San Miguel de Allende ha dejado huella en su bagaje. Entre sus técnicas predilectas se encuentran el óleo, el cual aplica en grandes cantidades, espera a que se seque y sigue trabajando, en una especie de compromiso artesanal con la obra. Dentro de la gráfica, Alex usa láminas de metal y madera para realizar grabados, una de las técnicas que más práctica. Dentro de la escultura, escoge la cerámica.

El proyecto actual de García Lazard se encuadra ahora en la escultura. Este hecho supone para él una manera diferente de acercarse al arte, dado que implica la inclusión de una tercera dimensión y cambia radicalmente la dinámica pictórica hasta ahora experimentada. La pintura le produce catarsis, la escultura, sin embargo, le aterriza. Como en su día lo hicieron las menciones en el periódico Excélsior o Reforma, o como espera aterrizar pronto en Europa y en EEUU, proyectos que prepara actualmente y espera tener listos en un futuro cercano. 

Obra de Alex en Arte Posible


Sandra Ortega
Sandra Ortega

Autor



Dejar un comentario